viernes, 7 de agosto de 2015

UN PUNTO EN EL TIEMPO




Un punto en el tiempo es el punto,
desde el que todo se inicia,
es el punto donde muere todo,
es el punto en el que me pierdo.

Vidas tangenciales se alargan,
como tiradas por un delineante,
escojo la más cercana
y dejo infinitas potenciales.

Mi barco navega al garete
sin velas, ni rumbo, ni destino,
Y mientras yo me pregunto:
¿Qué color tendrá el mar mañana?

En mis sueños vuelan cotorras
que pintan de verde el cielo,
que rasgan de sangre el cielo,
que hieren de libertad mi alma.

¡Toma mi barco y vete!
¡Despliega las velas empopada!
Vete tú que tienes destino,
que yo me voy con la corriente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada