jueves, 13 de marzo de 2014

Montañas


Las montañas; Siempre las montañas al fondo: La libertad más allá de los bloques apiñados de la ciudad.

Los pájaros vuelan frescos sobre volutas de viento más allá de la gran chimenea humeante, y parpadean sus alas batientes bajo el sol brillante jugando en parejas a hacer filigranas en el aire.

Las montañas; Siempre las montañas al fondo: promesas inalcanzables, eterna esperanza.

Tras los cristales sucios de la ventana, un cielo alto y azul y el rojo de los ladrillos. Rojo de ladrillos y gris de asfalto y allá a lo lejos, siempre, siempre, por siempre, las montañas majestuosas y libres. Los animales que en ellas habitan son felices, y allá, las montañas, allá… las montañas.

1 comentario:

  1. una inmensa libertad de montaña dentro de una habitación, tras el cristal.

    ResponderEliminar